herramientas diabetesHe notado que muchas personas que inicialmente consiguen controlar su diabetes tipo 2 haciendo ajustes en su plan de alimentación o rutina de ejercicio se sienten sumamente frustradas y culpables cuando el médico les prescribe medicamentos o insulina. Hay quienes se sienten tristes, temerosos y creen que el requerir de algún medicamento significa que se han fallado a sí mismos. Y quiero decirles que ¡eso no es así!

Tu diseñas tu vida

A mí me encantan las herramientas, como sabrán, estudié la apasionante licenciatura en diseño industrial, y ahí conocí muchos artefactos desde pinzas, desarmadores, seguetas, hasta grandes sierras, tornos y soldadoras, en una palabra: ¡apasionante! Desde entonces aprendí a no tenerle miedo a las cosas que me ayudan a realizar lo que imagino, pero también supe que algunas herramientas como la enorme sierra circular para madera (no les quiero contar cómo la apodábamos, usen su imaginación) , necesitan algunas precauciones y conocimientos especiales para utilizarlas con seguridad y conseguir construir mis diseños (que finalmente era el objetivo y lo más divertido del asunto), después de conocerla y aprender a utilizarla no era tan temible. Algo parecido ocurre cuando tenemos diabetes.

La meta para poder vivir bien con diabetes es mantener los niveles de glucosa en los rangos adecuados, lo más parecido a como los mantiene una persona sin diabetes. Para conseguirlo tenemos muchas herramientas.

Si mi diseño requiere apretar un tornillo de forma de cruz, quizá empecé a enroscarlo dándole vueltas manualmente y funcionó muy bien, pero llegó el momento en que necesité un desarmador y empecé a darle vuelta con uno de punta plana que encajaba y me ayudó por un tiempo, hasta que la cabecita del tornillo se desgastó y el desarmador de forma plana ya no da vuelta igual que antes. Si en mi caja de herramientas tengo un desarmador de cruz y el experto en el taller me ayuda a elegir el del tamaño apropiado y me enseña cómo utilizarlo… ¿habría un motivo para sentirme frustrada?  Si mi objetivo es apretar ese tornillo, no deshacerme las uñas para, a pesar de mis esfuerzos, dejarlo siempre flojo y que mi diseño corra el riesgo de desmoronarse con una brisa…

Pues lo mismo con las herramientas para mantener la glucosa en rango. Existe una gran variedad, y cada persona necesita una combinación particular que requiere ajustes, cambios, mantenimiento. Las herramientas base son el aprendizaje sobre la diabetes y cómo mantener los niveles de glucosa en rango, pero hay muchas otras que también puedo conocer y aprender a manipular, para eso contamos con especialistas que pueden orientarnos. En el taller de diseño siempre había un experto a quien acudir para obtener su orientación y guía, pero no había un proyecto igual a otro, cada uno tenía su reto y dentro o fuera del taller mi diseño era mi responsabilidad, los tornillos los aprieto yo.

Es muy importante reconocer que el tipo de herramientas que cada persona con diabetes tipo 2 necesita para mantener su glucosa en el rango meta no significa que “se porta bien o se porta mal”, ” tiene diabetes de la buena o de la mala”, “su diabetes está empeorando” …  nada más lejano a la realidad.

¿Cuál es la realidad entonces?

La diabetes tipo 2  evoluciona, cambia con el paso del tiempo y esto es distinto en cada persona por muchos factores. En algunos, por un tiempo, los cambios en la alimentación y el hacer ejercicio pueden ayudar, pero hasta la persona más disciplinada y estricta con su plan de alimentación que puedan imaginar puede necesitar otros instrumentos para conseguir sus metas.  Las herramientas no son premios o castigos, insisto, son sencillamente medios para conseguir nuestro objetivo: mantener la glucosa en rango y vivir bien con diabetes.

[quote align=”center” color=”#333333″]Las herramientas son solo herramientas, podemos aprender a utilizarlas, perfeccionar nuestras técnicas, ayudarnos de nuevos instrumentos y darles mantenimiento con ayuda de expertos[/quote]

Si yo pude vencer el miedo a la desconocida sierra circular (créanme daba miedo y mucho), aprender junto con los profesores y encargados del taller cómo utilizarla con seguridad, ponerme un casco para soldar y construir hasta pantuflas de madera… Yo creo que todas las personas con diabetes tipo 2 pueden aprender sobre alimentación, medicamentos e insulina, aprender junto con los educadores en diabetes y profesionales de la salud cómo ajustarlos y encontrar la mejor combinación, así el diseño de sus vidas no tiene porqué desmoronarse…

Entradas recomendadas

2 Comentarios

    • Gracias por la buena intención de compartir una opción, sin embargo te invito a informarte mejor ya que Diabion NO ES un tratamiento para la diabetes, y mucho menos un tratamiento para “tratar de curar”. Sencillamente es un complemento vitamínico que se diseñó, como muchos otros complementos vitamínicos comerciales, según necesidades de personas con diabetes pero nada más lejano a un tratamiento para tratar de curar. Es muy importante conversar con tu médico antes de tomar complementos vitamínicos ya que pueden contener algún ingrediente que lejos de ayudarte te perjudique en tu caso particular. Saludos


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *